Blog

La Bondad

Publicado por:

Bondad ≠ Ingenuidad 

¿Por qué el ser humano confunde la bondad de una persona con la ingenuidad? ¿Por qué parece que ser bueno es sinónimo de ser tonto? ¿Qué es lo que nos ha llevado a creer que la bondad no está de moda y es algo que no nos lleva a ningún lado? ¿Por qué creemos que para avanzar en la vida y llegar a ser algo debemos ser mejor que otros e incluso pasar por encima de otros? ¿Qué es lo que ha hecho que la humanidad confunda bondad con ingenuidad?

Cuando me hago estas preguntas siento un halo de melancolía pues nada me gustaría más que ver una humanidad llena de amor en lugar de luchar.

Hace algunos días, la vida me brindó una gran oportunidad de aprender y seguir creciendo en mi exploración interior, ésta vino de la mano de una mujer que regalaba romero y que tras verme amable, lo interpretó como signo de debilidad y trató de engañarme y aprovecharse.

Tras esta experiencia tuve algunos momentos de indignación y confusión por todo lo que había sucedido, estos me llevaron a una profunda introspección y a plantearme varias preguntas: ¿por qué siempre que ven una persona amable y bondadosa la humanidad trata de aprovecharse de ella? ¿qué es lo que ha llevado a la creencia de que una persona buena es tonta? ¿por qué la humanidad respeta más la maldad que la bondad?

Tuve la oportunidad de compartir esta experiencia con mi compañera de camino y de dialogar largo y tendido sobre este suceso, finalmente llegamos a varias conclusiones.

Durante toda mi vida he recibido mensajes contradictorios que me causaban un gran conflicto, por un lado la sociedad me pedía ser buena. (En este punto habría que aclarar que es lo que la sociedad ha catalogado como “Ser Buena”) y por otro, que debo ser mejor que los demás y estar por encima de otros para conseguir grandes cosas en la vida, “si eres bueno eres tonto y no puedes avanzar en este mundo”, “si vives en el poder y la grandeza es porque no eres bueno”.

Estos condicionamientos son los que me han dirigido durante toda mi vida y me ha llevado a una profunda confusión entre lo que es bueno y malo.

¿Qué es “Ser bueno” a los ojos de la humanidad?

Desde que nacemos, crecemos y nos relacionamos en esta sociedad, se nos implanta un chip en el que se nos dice que debemos ser buenos para conseguir las cosas que queremos y así agradar a quienes nos quieren: “Tienes que ser bueno para que te traigan los juguetes los Reyes Magos”, “Tienes que ser bueno sino papá se va a enfadar”, “tienes que ser bueno y estudiar todo para ser una persona de provecho”, “tienes que ser una niña buena y hacer lo que te pide mamá” “para ser bueno debes tener dos carreras y dos master”, “para ser un buen empleado debes hacer todo lo que te pida tu jefe”, “para ser un buen hombre no debes expresar tus emociones”, “para ser una buena mujer debes de callar, ser resignada y aceptar lo que tienes a tu lado”, “para ser bueno debes cumplir las leyes aunque estas sean injustas”, “para ser bueno debes pagar tus impuestos”, “tienes que ser bueno sino Dios te castigará en el fuego eterno”, “para ser bueno debes ser sincero y honesto”, “para ser bueno…”

¿Cuántos son los clichés que han estereotipado lo que es bueno y malo? Todo se ha planteado en esta vida para pedirnos que seamos buenos, para no salirnos de la norma, para estar dentro de los márgenes que nuestra sociedad determina que está bien.

¿Ser bueno es ser tonto?

Por otro lado, la sociedad nos enseña que para destacar y conseguir algo en la vida “no se puede ser bueno”, que el dinero solo se consigue si eres una mala persona y abusas del poder, que el poder corrompe en lugar de ser una herramienta para servir a la humanidad, que si eres alguien importante es porque antes has aplastado a otros semejantes a ti,..

Todos estos patrones aprendidos nos han instalado unos condicionamientos mentales que han impedido que el ser humano avance, se nos ha instalado el chip de la escasez. Pues el ser humano ha calificado que para tener dinero, poder e influir en otros positivamente debe ser malo y por ello huimos de todo aquello que tenga relación con el poder, pues debemos ser buenos.

El ser humano vive completamente condicionado y manipulado por las grandes instituciones para poder dirigirla a su antojo y para ello se han servido de la bondad infundida en las personas, porque para ser bueno debían hacer aquello que se les exigía.

Se ha confundido bondad con debilidad

¿Qué sería del poder, el dinero, la capacidad de influir en otros en manos de un Ser Consciente? Pues serían una gran herramienta al servicio de la humanidad y una evolución consciente.

¿Qué ha llevado a que esta sociedad “respete” más la maldad que la bondad?

Tras esta pregunta comprendí gran parte de lo que ha sucedido a lo largo de la historia de la humanidad.

El Ser humano ha sido adoctrinado para ser bueno y no poderoso y aquellos que ejercían el poder sobre otros lo hacían gracias al MIEDO. He aquí otro punto: hemos confundido Respeto por Miedo.

Según nuestra historia ¿podríamos ser “respetados” si no se hubiera infundido el miedo? Los empleados “respetan” al jefe por miedo a perder su trabajo, la sociedad “respeta” las normas por miedo a ser multados, el alumno “respeta” al profesor por miedo a ser suspendido, el hijo “respeta” al padre por miedo a ser castigado,…
Esta ha sido la clave por la que se ha movido a la humanidad, el miedo. El miedo es el que hace que el abusón de 5º curso tenga poder sobre el débil de 4º, el miedo hace que el amigo del que se ríe del diferente se calle y siga su juego por miedo a que sea de él de quien se ría, el miedo es el que paraliza a la sociedad y hace que esta se divida en dos bandos: los que tienen el poder gracias al miedo y los que se resignan a vivir bajo el miedo impuesto por el que tiene el poder.

La sociedad ha dado su poder al miedo y este nos ha manipulado a su favor, es por ello que hoy día parece estar más de moda la maldad que la bondad y vemos ejemplos claros de ello en la televisión, cine, series, etc en los que se muestra de forma atractiva todo aquello que no es bueno para ensalzar la maldad a favor del individuo y olvidándonos del conjunto grupal.

La humanidad se moviliza por el miedo, el miedo a las consecuencias de una guerra, el miedo a que se extinga una especie, el miedo al cambio climático, miedo a un cambio de política, miedo a lo desconocido…

Por otro lado, la sociedad ha empezado a decir basta de manipulación y de miedo de un modo radical, peleando contra las normas, saliéndose de los clichés sociales, buscando en definitiva un camino que les muestre su verdad de forma diferente a como nos lo han mostrado hasta este momento y en este camino también nos hemos olvidado del conjunto social para buscar nuestra propia individualidad.

Una sociedad sin miedo sería una sociedad sin límites en su crecimiento

¿Cuál sería el mejor camino?

La sociedad debe aprender a moverse desde el Amor, desde el Respeto sin miedo, desde la Colaboración, desde la Conciencia del conjunto grupal que forma la sociedad y buscando el beneficio de esta y no solo el de unos pocos.

Si la sociedad se moviera desde la conciencia colectiva, desde el Amor incondicional y el Respeto de todos los individuos, entonces no habría conflictos.

El Ser humano debe empezar a moverse por el Amor, y no por el amor propio.

Debemos comenzar a ver la vida como un conjunto de seres que se unen buscando el beneficio común de toda la sociedad.

Debemos trabajar para dejar de sentir miedo y si respeto por la vida

Debemos comenzar a sentir respeto por cada individuo de la tierra, por cada opinión distinta a la nuestra, por cada ideología o pensamiento diferente,… debemos comenzar a RESPETAR

Si dejamos de buscar el respeto desde infundir el miedo entonces la humanidad estará salvada, pues ya no habrá diferentes razas o creencias, todos seremos lo mismo aun pensando de diferente manera.

La bondad y la ternura salvarán a la humanidad

Y para ello es preciso que todos resonemos en la misma energía, es preciso que pongamos de moda la Bondad, sabiendo que ser bueno no es ser tonto, que puedo marcar mis límites desde el amor y el respeto al otro pero también respetándome a mi misma.

La bondad, el amor y el respeto, son la clave para crear una sociedad consciente que crece desde los principios fundamentales de la existencia: EL AMOR INCONDICIONAL.

Pongamos de moda La BONDAD

En conclusión ¿Qué es ser bueno?

Ser bueno es ser alguien que sigue su corazón, que se mueve desde el Amor Incondicional y el Respeto, es ser alguien que sabe marcar sus límites respetándose así mismo y respetando a los demás.

Ser bueno es ser alguien que sabe hacerse respetar con amor, bondad y con ternura.

Ser bueno es moverse en la frecuencia del amor incondicional y el respeto al conjunto grupal de la humanidad.

En definitiva, SER BUENO salvará a la humanidad.

Con todo mi amor,

03/06/2016

0
Alicia Amor

Sobre el autor:

QUE LA LUZ DEL SOL Y EL AMOR GUÍEN TU CAMINO - ALICIA AMOR -
  Artículos relacionados
  • No related posts found.

Añadir un comentario


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.