Pensamiento Semilla – La necesidad de aceptación

Pensamiento Semilla – La necesidad de aceptación

Ser bueno y aceptado o mejor… Ser auténtico

 

¿Qué harías por sentir la aprobación social? ¿cómo actúas para conseguir la aprobación externa? ¿Qué estás dispuesta o dispuesto a entregar?

Abraham Maslow, un reconocido psicólogo humanista estableció la pirámide de necesidades del Ser Humano y entre ellas, consideraba la necesidad de afiliación social pero lo que no nos decía, es lo que el Ser Humano está dispuesto a entregar con tal de reafirmar su sentimiento de pertenencia.

¿En qué consiste la afiliación social? Muy sencillo, en la necesidad de pertenencia a un grupo o colectivo en el que sientes afinidad, amistad, respeto y cariño. El Ser Humano, es un ser social por naturaleza, como mamífero que es precisa, en mayor o menor medida, de las relaciones humanas para sentirse más completo pues al final, todo el mundo desea recibir cariño. Así el ser humano se identifica con personas afines para reafirmar esa sensación de pertenencia y cubrir su necesidad de afecto.

Pero ¿qué harías para sentir esa aprobación social? ¿qué estás dispuesta o dispuesto a entregar? ¿en qué medida te pierdes a ti mismo en la búsqueda de satisfacer a aquellos que consideras tu clan, familia, amigos o grupo afín?

Las pautas sociales establecidas han hecho creer que lo correcto es buscar siempre la aprobación de todos, buscando caer bien al entorno, hacer lo que se considera correcto de cara a la familia, amigos, pareja, etc. En definitiva, satisfacer aquellos conceptos que se consideran apropiados de cara al entorno social.

La cuestión es, ¿qué es lo socialmente apropiado? ¿Quién determina ese concepto? En una humanidad donde la diferencia se hace patente, donde cada persona actúa, piensa y siente de forma diferente incluso dentro del entorno social cercano, se busca la aprobación, pero la realidad, es que hay momentos en la vida en los que probablemente, no recibas la aprobación del entorno, no siempre vas a actuar de acuerdo con lo mismo que piensa tu familia, amigos, pareja o entorno cercano y aceptar esta premisa, te libera de la necesidad de buscar su aprobación.

¿Cuántas veces has hecho algo que no querías con tal de “quedar bien”? ¿cuántas veces has dejado de hacer algo que deseabas con tal de “quedar bien”? ¿Cuántas veces te has perdido a ti misma con tal de cubrir tu necesidad de aprobación externa cubriendo las necesidades de otros? Y lo que es peor, ¿Cuántas veces te has sentido mal después de hacer algo que no querías y has culpado a tu entorno por “forzarte” a ello?

La respuesta es clara, buscas ser “buenismo” de cara a los demás para cubrir tu necesidad de aceptación social y sentimiento de pertenencia y quizás, puede hacer que te sientas parte de un grupo, pero también puede hacer que dejes de sentirte parte de ti, que dejes de ser tú para ser lo que socialmente se espera de ti. Y sabes, esto no es responsabilidad de tu entorno, al fin y al cabo, ellos también han nacido condicionados para encontrar la aprobación social pero tu… tu tienes la oportunidad de elegir respetarte, respetar tus necesidades y no perderte a ti mismo con tal de ser buenismo de cara a los demás.

Aceptar que no siempre vas a “quedar bien” con tu familia, amistades, expareja u otros seres, es una forma de liberarte de la búsqueda de su aprobación pues ya sabes que es importante tengas tu propia aprobación.

También es importante que comprendas que puede haber momentos, que aunque actúas desde el sentir de tu corazón, puede que no hagas aquello que se espera de ti y ello, no quiere decir que dejes de amar a tu entorno pues ambas cosas pueden convivir. Puedes estar agradecida por lo vivido con tu familia, trabajo, amigos, expareja u otros seres y también puedes elegir tomar decisiones que no sean aprobadas o bien recibidas y ello no es representativo de falta de amor, tan solo de que existen diferencias de opinión. Esto, eso es parte de la vida y del respeto a la diferencia.

Hay momentos en los que forzar un entendimiento cuando podéis estar en opiniones muy polarizadas puede generar un mayor conflicto. Por ello, no trates de estar siempre de acuerdo, respétate y respeta la diferencia externa, acepta que no siempre vas a actuar según las normas socialmente aceptadas.

En definitiva, libérate de ser buenismo, pues es clave para encontrarte con tu propia aceptación y al mismo tiempo, integra que pensar o actuar diferente a tu entorno social no te hace menos merecedor de amor y no hace que dejes de amarlos. Debes saber, que hay veces que amar al otro, es respetar tu persona, dejar de actuar conforme a tu razón y actuar según el sentir de tu corazón.

Gracias por leer estas palabras, deseo de corazón que ellas, te ayuden en tu liberación de la necesidad de ser buenismo para tan solo, permitirte Ser.

Gracias por Ser, Estar, Existir y Compartir

Juntos hacemos magia

 

Pensamiento semilla - La necesidad de aceptación y los buenismos