Pensamiento Semilla – La Tristeza

Pensamiento Semilla – La Tristeza

La Tristeza, ¿Cómo comprenderla y abrazarla?

 

A veces la tristeza llega a la vida como una ola en la orilla del mar, sin esperar, sin llamar a la puerta, llega sin más.

Hay momentos en el mar de la vida, en los que puedes sentir cómo la tristeza te envuelve, quizás por la perdida de un ser querido, una meta no alcanzada, la perdida de un trabajo o incluso el distanciamiento con un ser amado. Sea cual sea el motivo de esa tristeza la cuestión es que llega, sin previo aviso, llenándolo todo y sumergiéndote en un estado de ánimo amedrentado por la situación.

Hoy en día, parece que no estuviera permitido estar tristes, toda emoción que esté lejos de lo que se considera positivo parece haberse quedado relegada a un cajón de los no deseados. La cuestión es, que la tristeza, como toda emoción, tiene una función fundamental.

La tristeza te recuerda que aquello por lo que hoy estás triste un día fue amado por ti y te sumerge en tu introspección para aprender a gestionar el cambio de lo que ya no es. La tristeza, reduce tu actividad con el mundo exterior para sumergirte en tu mundo interior, es un momento de mirada interna para ayudarte aceptar la nueva situación y aprender a vivir con el cambio.

Vivir tu tristeza es aceptar que hay algo que te duele, porque has perdido algo importante para ti y tratar de negar ese dolor o acudir a frases como “eres fuerte, no te dejes llevar por la tristeza” “llorar es de débiles” “venga ánimo, no estés triste”… impiden que puedas transitar tu duelo-tristeza y trascenderlo hasta volar de él.

Hay quien piensa que sentir tristeza es de débiles, pero realmente, aceptar que estas triste hoy en día, es de valientes. En un mundo rodeado de positivismo excesivo, se llega a caer en el menos precio a emociones como la tristeza, llegando a rechazarlas como el que rechaza a lo diferente.

Generalmente el Ser Humano rechaza ver la tristeza o dolor de otros, entre otras cosas porque no acepta su propio dolor, así que trata de negar su existencia cual niño escondiéndose bajo las sábanas pensando que estará a salvo. La cuestión es, que puedes ocultarte de tu dolor y tristeza, pero ella estará ahí, esperando a que sea reconocida por ti para que tomándote de la mano te ayude a superar tu perdida, te lleve al aprendizaje de la nueva situación y te eleve en un nuevo vuelo hacia tu paz interior.

El Ser Humano aprenderá a aceptar su tristeza, aprendiendo a transitarla amorosamente y con sigilo, salir de ese estado triste a un estado sereno de aceptación de lo vivido y fortalecido tras la sabiduría adquirida con lo aprendido.

El truco para superar la tristeza reside inicialmente en la aceptación de la tristeza misma, permitirte tu tristeza y manifestar tu dolor sin dejarte arrastrar excesivamente por él incapacitándote para vivir, pues se trata de aceptar tu tristeza no de ser la tristeza misma. Como dice el proverbio chino: “No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero si puedes evitar que anide en tu cabellera”

Tu tristeza te lleva a la aceptación de lo vivido, pero si tratas de negar tu vivencia o rechazar tu experiencia, entonces… estarás peleando contra las olas del mar de la vida, olas que llegan a tu vida para revolcarte sobre su arena, para sacarte de tu espacio de confort y mostrarte tu fortaleza interior.

Todo cuanto vives y experimentas tiene algo que enseñarte, aceptar tu tristeza te ayudará a estar en paz contigo y desde ahí, abrirte paso hacia tu aprendizaje y evolución.

Todo pasará y la tristeza también, tan solo acepta su existencia en tu vida y no permitas que anide en tu cabeza.

Gracias por permitir que mis palabras puedan anidar dentro de ti, dejándote un espacio donde cobijarte, abrazarte y amarte cada día un poco más.

Gracias por Ser, Estar, Existir y Compartir.

Juntos hacemos magia.

Os amo, nos amo,

Pensamiento Semilla - La Tristeza ¿Cómo comprenderla y abrazarla?