Pensamiento Semilla – Paz en tu corazón

Pensamiento Semilla – Paz en tu corazón

Paz en tu corazón y en el corazón de cada Ser Humano

 

La Paz, uno de los deseos más solicitados, aunque solo algunos consiguen vivirla.

En estos tiempos agitados y convulsos, son muchos los que desean alcanzar la paz, algunos esperan que llegado el nuevo año la situación cambie, otros esperan una vacuna milagrosa para alcanzar la paz, otros que su situación laboral mejore para encontrar paz y finalmente, siempre se posterga el encuentro con tu propia paz esperando a que algo en tu entorno cambie.

La verdadera paz, no es aquella que se alcanza cuando todo a tu alrededor está en calma, sino aquella que a pesar de la tormenta externa consigues vivir en tu interior en paz. Solo tu eres el dueño de tu paz y solo tu eres el responsable de ceder tu paz a lo externo.

Es cierto que hay situaciones que facilitan el encuentro con tu paz interior, pero esperar a que las situaciones mejoren para encontrar tu estado de paz es ceder tu poder a los agentes externos con la falsa esperanza de que algún día puedas encontrar tu paz.

Encontrar la paz, es como practicar meditación en medio del ruido de una gran ciudad, al principio, tus pensamientos se agitan deseando que tu entorno pare su ruido para poder encontrarte con el tan anhelado silencio. Cuando continuas tu práctica, descubres que el silencio externo no es tan importante como tu silencio interior y ahí, es donde encuentra tu paz mental, el vacío y ausencia de pensamiento y emoción, encontrándote con La verdadera PAZ.

La Paz, es el estado natural de tu Ser. Es la forma en la que se comunican los ángeles y la manera en la que habla tu corazón. Si, esa voz que cuando la escuchas dentro de ti te aporta la paz que anhelas, esa voz que te susurra transmitiéndote calma y esperanza, esa voz que te ayuda a comprender amorosamente que todo está en su lugar y que el camino se te irá mostrando, esa voz… que cuando la escuchas… solo te queda confiar.

Encontrar tu paz, es el encuentro contigo misma, es la mirada hacia el interior esperando que el ruido de tu mente agitada por los acontecimientos externos pare. Tú tienes el poder sobre tu pensamiento y por ello, tienes el poder sobre tu estado emocional.

Quizás no puedes cambiar la experiencia que vives, pero siempre puedes cuidar de no enredarte en tu ruido mental sacándote de tu estado natural de calma y llevándote a la aceleración de tu emoción, a una agitación interna innecesaria en estos momentos pues cuando a tu alrededor el ruido es amplio, lo mejor que puedes hacer es encontrarte con tu paz y solo así, desde el encuentro con tu paz poder regalar tu presencia calmada al mundo.

Contagiemos de paz a los corazones de esta humanidad, seamos la paz que tanto desea el mundo, sé la presencia que transmite calma a los corazones de tu alrededor y deja de alimentar tus pensamientos con rumiaciones que tan solo te llevan a la ausencia de tu paz.

Hoy más que nunca, la humanidad necesita ser contagiada por la paz que mostramos con nuestra presencia por ello, te invito a practicar la meditación y el silencio, a observar en tu día a día qué alimentas con tus pensamientos y a permitir que tu paz se apodere de ti, contagiando con tu presencia para calmar las aguas emocionales de los que están a tu alrededor.

Sé la paz que necesitas dentro de ti, sé la paz que tanto necesita el mundo.

Deseo de corazón que tu corazón rebose de paz, esperanza, alegría, amor y compasión en este nuevo ciclo que inicia y en toda tu vida.

Gracias por Ser, Estar, Existir y Compartir tu Paz con el mundo.

Juntos hacemos magia

Pensamiento Semilla - Paz en tu corazón