Pensamiento Semilla – Se como el Sol

Pensamiento Semilla – Se como el Sol

Sé como el Sol, nunca deja de emitir su luz
por miedo a quemar a los demás

 

Uno de los mayores temores del Ser Humano es el encuentro con su propia luz, ya lo decía platón: Podemos perdonar fácilmente a un niño que teme a la oscuridad, pero la real tragedia de la vida es cuando los adultos temen a la Luz”.

A lo largo de la historia reciente, se ha identificado la humildad como la característica de una persona discreta, sin aparentar y sin ostentar ser algo más que los demás, premiándose de algún modo a aquellos que no se salen de la “norma” establecida como correcto. Y la cuestión es:

¿Qué es lo correcto? ¿Quién determina lo que es correcto e incorrecto? ¿por qué se vincula como algo positivo esa falsa modestia de aparentar ser menos de lo que uno es para formar parte de un clan social que no acepta la diferencia y menos aún, cuando ese Ser se identifica socialmente como algo superior? Y… ¿Quién determina lo que está arriba y lo que está abajo? ¿A caso la rosa es menos valiosa que el roble por ser este más alto y voluminoso? ¿A caso la rosa no es igualmente grandiosa tan solo por lo que es?

Del mismo modo que nadie juzga a la naturaleza por ser lo que es, sino que la admira por su bella diversidad, el Ser Humano también aprenderá a amar y abrazar su diversidad interna.

¿Por qué dejar de Ser la Luz que eres por miedo a destacar por encima de los demás? ¿Quién determina ese posicionamiento cuando tan solo te permites Ser? Solo la mente humana trata de etiquetar y postular lo que es correcto y adecuado para así facilitar al personaje su aceptación social, esa necesidad de afiliación social y de sentirte parte de algo, quizás por tu familia, tus amigos o cualquier grupo social. La cuestión es, ¿hasta que punto es aceptación social cuando no muestras todo lo que eres?

La realidad, es que el primero que debe aceptarse eres tu misma, eres tú quien debe conocerse y saber qué tienes para ofrecer al mundo y desde ahí permitirte Ser sin más pretensión que Ser lo que eres. Desde luego siempre puedes pulsar por brillar más y ser cada vez una mejor versión de ti y… por favor… no dejes de Ser quien eres, no dejes de brillar, nunca apagues tu Luz.

El Sol en su naturaleza no tiene la capacidad de dar vida o quitar vida, el Sol tan solo emite su luz y nunca la apaga por miedo a quemar a los planetas que lo rodean. Él no puede dejar de ser quien es y la realidad, es que emite la misma luz para cada planeta colindante. Entonces… ¿qué es lo que hace que unos planetas alberguen vida o no? Muy sencillo, por la propia naturaleza de cada planeta, sus condiciones únicas que los diferencian del resto de planetas.

El Sol solo hace su función, Ser la Luz a su alrededor para que aquellos que están preparados desarrollarán su propia vida interna, pero él en sí mismo no tiene la capacidad de dar o quitar vida. El Sol, tan solo emite su calor y su luz, el resto… es cosa de cada planeta.

Por ello, se como el Sol, nunca dejes de emitir tu luz por miedo a quemar a los demás, haz aquello que has venido hacer, entrega al mundo lo que tienes en tus manos y permite que la naturaleza de cada Ser decida si nutrirse de esa luz o quemarse por su propia naturaleza.

Con todo esto, te invito a explorarte internamente y cuestionar que partes de ti tratas de ocultar al mundo, cuales quieres mostrar, ¿Quién eres? Y desde ahí, permítete brillar con toda tu Luz sin importante cómo lo reciban los demás, esa no es tu función.

Tu única función es brillar, expandir toda la luz que hay en tu corazón, toda la luz que hay en tu Ser y desde ahí puedes, de algún modo, contagiar a los que están a tu alrededor y recordarles a las otras persona-planeta, que no solo son un planeta sino que ellos tienen su propia luz, que en el centro de sus corazones tienen un sol brillando eterno y que, quizás.. tu propia luz le inspire para despertar la luz de su sol interior y en ese instante… descubrir que no solo son un planeta ni un reflejo, sino que son algo más, una estrella única que puede brillar con su propia luz y brindarla al mundo.

Así que vamos a llenar este mundo de pequeños soles, de pequeños soles y de grandes corazones que entregan su luz sin ninguna condición

Gracias por permitirte Ser y por pulsar cada día para Ser una mejor versión de ti más luminosa.

Gracias por Ser, Estar, Existir y Compartir tu Luz al mundo.

Juntos hacemos magia

 

Pensamiento Semilla - Se como el Sol